El Material Montessori

El niño aprende usando siempre sus manos y mente.

El material Montessori juega un papel fundamental dentro de la educación académica del niño, ya que le permite explorar el mundo de lo que lo rodea y conocerlo a través de sus cinco sentidos. El material Montessori juega un ambiente preparado debe colocar el mundo, al alcance del niño en cualquier etapa de desarrollo en que éste se encuentre en un momento dado. Muchos de los ejercicios pueden parecer a primera vista muy sencillos, pero debemos de tomar en cuenta la visión del niño, su percepción, para él todo es nuevo y difícil. Cada uno de los materiales tienen diferentes grados de dificultad y cuando el niño haya dominado la primera presentación, la Guía le empieza a presentar algunas variaciones del material con mayor grado de dificultad. El niño aprende usando siempre sus manos y mente. María Montessori observó que el trabajo con las manos es una de las actividades más inteligentes y que más nutre el cerebro. Ella estaba convencida de que entre más trabajos hiciera el niño con sus manos más desarrollo intelectual tendría.

Los niños adoran trabajar con las manos y esto es una actividad importante en su desarrollo.

Además de ser sumamente variado tiene mil secretos ocultos y solo el niño trabajándolo repetidamente podrá descubrirlos, es por este motivo que el niño puede trabajar varios días con un mismo material. Tiene la cualidad de ser sumamente atractivo al niño y logra atraer su concentración a niveles tan profundos que en muchas ocasiones está aislado a cualquier acontecimiento dentro del salón de clase. El material apoya al desarrollo del niño. El niño que se ejercita durante un largo tiempo con este material que facilita el desarrollo, no sólo continúa fortificando su actividad razonadora y su carácter, sino que ha adquirido ideas claras de un orden superior que aumenta su capacidad intelectual, y en sucesivas abstracciones espontáneas adquirirá la posibilidad de progresar de modo sorprendente.

La aptitud mental adquirida en cada uno de estos ejercicios lleva al niño a hacer observaciones ordenadas del ambiente que comprueban sus interesantes descubrimientos formando en su espíritu un nutrido conjunto de ideas claras.

Control del error

Una manera de proporcionar información instantánea. Cada actividad Montessori proporciona al niño con alguna forma de evaluar su propio progreso. Esto pone el control en manos del alumno y protege al niño de la autoestima y la automotivación. El control de errores es un aspecto esencial de la auto-educación.

 ¿Cómo funciona el material Montessori?

María Montessori tuvo la gran habilidad de crear materiales concretos para conceptos abstractos. Así el material fue creado científicamente para ayudar al desarrollo del niño.

El material de Vida Práctica

A los niños pequeños les encanta imitar a los adultos y consideran que arreglar flores, limpiar zapatos, limpiar las mesas son actividades sumamente divertidas.

El Material de Sensorial

 Los Materiales que se presenta para la educación del sentido de la vista están divididos en varias partes de acuerdo con nuestro cinco sentidos.

El material del Lenguaje

La lectura  y la escritura van de la mano. El niño aprende por medio del uso del alfabeto móvil y de las letras de lija el sonido y la forma de cada una de las letras.

El material de Ciencias

Hay innumerables cosas que pueden hacer para incrementar el conocimiento de la naturaleza y de geografía del niño.

El material de Matemáticas

La característica fundamental del nuestro sistema de números es el sistema decimal. Contamos con decenas, y para eso todos los materiales sensoriales primarios se limitan a
series de decenas, hasta que el niño tiene un conocimiento de las unidades.

Rol de la guía

María Montessori se refería a un maestro como un orientador que era el vínculo dinámico entre el niño y el ambiente. De esta forma enfatizaba la función del guía que era la preparación del ambiente, la observación y enseñarles a los niños el correcto uso de los materiales, dándoles las elecciones correspondientes. De esta manera, ayuda a los niños a enseñar, construir y perfeccionar por sí solos. Un buen guía a lo largo de toda su profesión nunca deja de aprender y crecer. Por otro lado, el/la guía debe conocer la naturaleza y objetivo de cada material de trabajo para los niños, ya que luego a través de la observación a los niños, el/la guía sabe cuál es el momento ideal para darle la presentación de algún material a los niños. El maestro Montessori debe tener la habilidad de permanecer en silencio y estando pasivo, anulando su propia personalidad para que el espíritu del niño pueda expresarse libremente. Esto se realiza sin instrucción, amenaza, permios, ni castigos.

¿Deseas más información?