Sistema Educativo Montessori

El sistema educativo de Casa Montessori del Niño está basado en el método de enseñanza de la Dra. María Montessori. En nuestros tres salones pre-escolares la enseñanza es completamente Montessori. De primero a sexto grado se mezcla el sistema tradicional con el uso de libros, aunque se continua utilizando materiales y brindando una enseñanza individualizada para aquellos estudiantes que así lo necesiten.

Entre los aspectos que caracterizan el enfoque pedagógico están el respeto al nivel y ritmo de desarrollo del niño. El niño aprende haciendo, usando sus manos, trabajando, por medio de la exploración, investigación e interacción con su medio ambiente, de ahí surge la educación liberadora. Por medio de la libre elección es que el niño llega a la toma de decisiones y a responsabilizarse de sí mismo de su sociedad. El hombre se desarrolla a través de la actividad psíquica, mental y física, como de un ser completo, la educación debe ser integral no alienante. El niño utiliza el trabajo como fuente de energía creadora, para construirse a sí mismo, el adulto lo utiliza para construir su sociedad. El control de error se encuentra en el material, el niño desarrolla conciencia del mismo sin necesidad de reprimendas. Entendemos la imaginación como una tendencia creativa del hombre, es la tendencia hacia la abstracción, parte de la realidad y permite al niño hacer una aportación útil al grupo. La fantasía, por el contrario, encierra al hombre en sí mismo; cuando no se le ofrecen las experiencias reales, el niño se aísla y utiliza estas para escapar, retrasando su integración al grupo y limitando sus capacidades de participación. El énfasis está en la cooperación y no en la competencia. Por eso cada niño tiene su propio ritmo. Es muy importante la integración de los padres en el proceso educativo de sus hijos. Se desarrolla la autonomía y la independencia como medio para que el niño desarrolle iniciativa, confianza en sí mismo y auto-disciplina, características que necesita toda persona para sobrevivir en una época de cambios.

Propósito del método Montessori

La Dra. María Montessori siempre tuvo presente que ningún ser humano puede ser educado por otra persona, ya que cada individuo tiene que hacer las cosas por sí mismo, de otro modo nunca llegaría a aprenderlas. Una persona al estar bien educado continua aprendiendo después del tiempo que pasa dentro de un salón de clase porque está constantemente motivado en su interior por una curiosidad natural, además del amor que siente por seguir aprendiendo cada vez más. De esta manera, el propósito de la Educación Montessori no es llenar a los niños con datos académicos seleccionados previamente, sino cultivar en ellos su deseo natural de aprender.

El propósito en el método Montessori se puede alcanzar de dos maneras: primero, permitiendo que todo niño experimente la felicidad de aprender por sí mismo en vez de ser obligado por alguna persona; y la segunda forma es ayudando a los niños a perfeccionar todas sus aptitudes naturales para que pueda aprender, ya que de este modo todas sus habilidades estén presentes al máximo en cualquier situación de aprendizaje  que se le pueda presentar más adelante.

Todos los materiales Montessori poseen este doble propósito a largo alcance, es decir, hasta que el niño pueda cumplir con todos los requisitos de dicho material, lo estará poniendo en práctica.

¿Deseas más información?